Fue una noche consisa la de ayer, con un público que llenaba de a poco el recinto, Traffic Tulish se encargó de calentar motores.
¡Qué banda tan poderosa es Traffic Tulish!
Un verdadero power trío y deleite para el alma y mente. Sus composiciones no son convencionales, son sorprendentes. Y a pesar de estar muy bien estructuradas, dejan un espacio para la improvisación de ruidos y texturas.
Si tienes oportunidad de verlas y escucharlas, no la pierdas. Como acto principal, Colores Santos nos demostró de qué están hechos. Siempre agradeciendo al público, se entregaron totalmente. Y a pesar de ser una alineación prácticamente nueva, se sienten muy coherentes y precisos.
Tocaron éxitos pasados, presentes y futuros, pues a medio concierto presentaron su nuevo sencillo Hombre Gato; tema con un sonido que al principio se desconoce en ellos por su base electrónica, pero luego los ritmos te centran de nuevo en su esencia.
Ciertamente, es algo para digerir lento, pero tenga por seguro que será un nuevo clásico. Como anticipábamos, a lo largo de la noche presentaron invitados como Pablo de Ray Coyote y Azul Aimé que agregaron diversidad a la noche.
Notable la presencia del trompetista Javier Aguiar, que les otorgo un sentido mariachero, mexicano, festivo. ¡Buena la noche!.
Fotografías por: Mariana Astronomia.
Nota: Arturo del Futuro.