Redneck. Fotografía Barrio Gourmet.
Redneck. Fotografía Barrio Gourmet.

En dias pasados un amigo me dijo: “vamos a Redneck, tienen promos bien chidas“.

Por más chidas que sean, neta no creo que me alcance. Sentí de nuevo las monedas en mi bolsillo. Me había vuelto tan hábil en contar mi miserable capital sin sacarlo de la bolsa para no avergonzarme públicamente, que casi podría tocar una melodía con la nota que cada centavo creaba al sonar contra otro.

Tin, tin, tan, tin, ton” sonó. Eso significaba que contaba sólo con 90 pesos.

Al llegar al lugar, lo primero que sentí fue el ambiente incluyente en el que cualquiera se siente contento. Y digo cualquiera, porque mi incomodad social no me permite sentirme tranquilo en todo lugar, pero aquí me sentía bien. Ubicado en una de las calles aledañas a Chapultepec, A.K.A. Hipsterland; lejos del barullo, pero cerca de ésta importante avenida, es decir entre sus bondades pero lejos de sus aglomeraciones. Felizmente escuché a The Pixies, Misfits, Pulp y también al Ultimo Ke Zierre. La variedad musical sin caer en narcocorrido es algo que aprecio de un lugar, al igual que su iluminación. Las cálidas luces combinan perfecto con las texturas de madera que te hacen sentirte en un refugio donde te van a tratar con madre. Y así fue.

Y como dijo mi compa que conocía mejor que nadie mi miseria, las entradas y las chelas estaban a $20. Él se había enterado de la promo por un programa de radio y la recomendación cayó del cielo. Digamos que por menos de $100 pesos comí, bebí y me la pasé bien. Yo no soy un experto gastronómico, pero sí en comer bien y hacer valer el poco dinero que me queda, y así fue como lo utilicé:

Comenzamos probando las papas de gajo, que son cortadas y preparadas al momento, hecho que agrega un sabor especial y natural que las distingue de las demás. También hay papas a la francesa y aros de cebolla (Oh, sí.) Por supuesto, no podíamos dejar de probar la pizza, la cual preparan en 3 diferentes masas según tu elección y que le dan un toque personalizado exquisito. Por recomendación de la atenta mesera, probamos la homónima del lugar “Redneck“. Con un toque picante y un suave tono rojizo, disfrutamos de una pizza de champiñones. Fue una difícil elección entre la variedad de ingredientes que estaban en el menú. Los sabores de la comida y la cerveza se mezclaban perfectamente. Otro de los toques especiales de la noche lo dieron las papas granero, una deliciosa receta de la casa ideal para el antojo. ¿Cómo eran? No puedo describírtelas, tienes que probarlas, créeme que no te vas a arrepentir.

Pizza Redneck. Barrio Gourmet.
Pizza Redneck. Fotografía Barrio Gourmet.
Redneck. Papas Granero. Barrio Gourmet.
Papas Granero. Fotografía Barrio Gourmet.
Mi compa pidió unas alitas, aunque no están dentro de la promo de $20 pesos, tienen un precio accesible y están incluidas en otra promoción los martes. (¡Benditas promos!) Entre la la amplia variedad de sabores y salsas, terminó decidiéndose por las parmesano, aunque con intenciones de pronto volver a probar las “Pastor”. De nuevo nos encontramos con un sabor distinto debido a su preparación, que es al carbón al igual que las costillas y las hamburguesas. Son estos detalles los que hacen la diferencia entre un lugar y todos los demás. Si eres un carnívoro apasionado, Redneck será tu paraíso, y si no, también. Las opciones más ligeras y vegetarianas son igualmente deliciosas, el menú es muy amplio para consentir cualquier paladar.
Alitas parmesano. Barrio Gourmet.
Alitas Parmesano. Fotografía Barrio Gourmet.
Esta vez fuimos a disfrutar del “Veinte conmigo a Redneck pero esperamos volver pronto a probar el menú completo. Nos fuimos con esa satisfacción total que deja el visitar un lugar con buena comida, buen servicio y precios justos.

Me fui tarareando a los Pixies y simulando tocar la guitarra con la moneda de a $10 pesos que me sobró de esa noche. Entonces… ¿Cuándo vamos?

Promo Veinte Conmigo a Redneck: Lunes a Jueves de 5 a 8pm.

Horario Redneck: 5 a 11 pm de Lunes a Jueves. Viernes y Sábado de 5 a 1 am.

Dejar respuesta