Desde la entrada y en el lobby del Teatro Diana se sentía la vibra y emoción por ver a la
banda madrileña de rock indie más famosa de España; Vetusta Morla.

Jóvenes en su mayoría y algunos adultos con un gusto musical refinado, fueron llenando poco a poco el foro.
Dolphant, banda local encargada de encender al público, hizo lo propio recibiendo aplausos y ánimo del público que se conectó con la voz melancólica de Oscar, su vocalista.


Llegado el turno de los madrileños, el lugar ya estaba en su máximo aforo,
convirtiendo el momento en una explosión de sensaciones y alegría; iniciando con
“Deséame suerte” y “El discurso del rey”; canciones que forman parte de su último disco “Mismo sitio, distinto lugar”.

La banda interpretó “Golpe maestro”; para después saludar al excitado público tapatío “Muy buenas noches Guadalajara, puerto de tantos colores y sabores, año y 4 meses sin volver”.
Sin dejar de bailar, brincar, correr y hasta caminar entre el público, Pucho, vocalista de Vetusta Morla, no dejó de emanar energía ante un teatro repleto de almas que corearon su música como si ésta les acariciara el alma.

Continuó la noche con los éxitos “Maldita Dulzura” y “Cuarteles de Invierno” que
hicieron explotar la noche; la bellísima melodía de “Copenhague” dedicada a los viajeros, “Fuego”, “Guerra Civil”, “La vieja escuela”, “Consejo de sabios”,v“23 de Junio”, “La Deriva” y “Valiente”, que ya son himnos para los tapatíos que ya tienen una estrecha relación con los Vetusta.
La banda con 21 años de formación, lleva 10 años visitando a México y Juan Pedro Marti
recordó su última visita a la ciudad en lo que fue la FIL 2017 (Madrid).

Como anécdota personal, agradezco que la casualidad me haya llevado a tener mi asiento detrás de la chica que más disfrutó el concierto, me transmitió su energía al verla cantar y bailar cada rola.

Cerraron con broche de oro con la canción “Los días raros”, y anunciaron que ellos son la banda que faltaba por anunciar para la treceava edición del Rock x la vida.

Reseña: Gaby Apodaca / Fotografía: Andy McK

 

Deja tu comentario