Era un Jueves cualquiera en medio de la rutina citadina, el tiempo pasaba a sabiendas de que sería una noche inigualable. De un momento a otro nos encontrábamos envueltos en una sensación de calidez e intimidad que nos brindó C3 Rooftop, había llegado el momento de Totorro en Guadalajara.

El evento arrancó a las 8 de la noche con The Polar Dream, que es bien recibido en las tierras que lo vieron nacer. Sus sonidos armonizaron el momento de espera que se vivía en la terraza y deleitaron a sus seguidores y nuevos escuchas con éxitos de Kiev y parte de su material más reciente.

The Polar Dream.
 Para seguir encendiendo la velada, salió Ray Coyote representando también a Guadalajara, su enérgica actuación puso a la gente a bailar y la emoción crecía cada vez más, todos se preparaban para lo que se venía. Tocaron éxitos de su casi recién nacido LP “Colmillo” que se estrenó en Octubre de 2016 y ha tenido gran aceptación en la escena tapatía.
Ray Coyote.
 Pasaban de las 10 de la noche cuando For Dummies, banda xalapeña apareció a encender el escenario. Su estilo electrizante inmediatamente exaltó a los asistentes a que se acercaran a la tarima, buscando dejarse estimular por los guitarrazos y el ritmo que dicta la batería que tanto los caracteriza.
For Dummies.

Habían llegado las 11 de la noche y la expectativa era mayor, de un momento a otro subía al escenario un chico rubio originario de Indiana, que se nombró a sí mismo Mylets y comenzó a entregar su “one man band show” al público, con toda la pasión que sólo un joven que escribe, toca, canta y compone podría otorgar.

Durante su presentación, Mylets mencionó que terminaría su show antes, a causa de sentir adolorida la garganta, después de esto recibió un shot de Tequila y decidió tocar 3 canciones más, puntos para el Tequila.

Mylets.
Llegó la hora tan esperada, el momento de ejecutar por fin el deseo de los fans de Totorro que reclamaban su presencia en México desde hace ya mucho tiempo. Por fin se encontraban sus cuatro integrantes con sus instrumentos en mano, el ambiente se llenó de furor y emoción, abrieron su show con “Brocolissimo”, imponiendo el sonido emotivo que los caracteriza desde los primeros minutos. Continuaron con algunos éxitos de Home Alone como “Chevalier bultoe”, siendo posteriormente su nuevo material el protagonista de la noche.
Totorro.
 El recinto se percibía intenso, feliz y saturado de energía. Muchas personas brincaban, otras bailaban y otros navegaban sobre los hombros de los espectadores. Uno de los momentos más gratos, fue cuando tocaron la canción homónima de su tour “Come to México”, pues refleja todo ese amor de sus seguidores Mexicanos y la gira tan esperada para los 4 franceses post-rockeros más queridos de Rennes.

A la par del coro de “Co-me to-o Me-e-xico-o” nos fuimos satisfechos del pequeño festival al que dio hogar nuestra ciudad.

Reseña: Artemisa Vanshi.
Fotografía: Bertabeth Moran.

Dejar respuesta