Llegar a Chapu y ver una fila desde C3 hasta la calle Pedro Moreno, fue el primer augurio de la noche que estábamos a punto de vivir; hubo quien esperó más de 4 horas para lograr un buen lugar y no perder detalle del concierto…

Ni la selección de rolas previas, bastaron para calmar al monstruo tapatío, que al grito desesperado de CUARTETO! CUARTETO! presionaba para que salieran. Finalmente y después de un buen rato de espera, por fin saltaron al escenario el quinteto formado por Roberto Musso, Santiago Tavella, Alvaro Pintos, Gustavo Antuña y Santiago Marrero haciendo estallar la euforia en C3 Stage que estaba a reventar…

A pocos meses de su última visita, el variado público agradeció el pronto regreso y coreó al unísono cada rola ejecutada; se podían ver niños y niñas, bastantes adultos que seguramente siguen a la banda desde hace tiempo, algunos iban con sus hijos y mucha juventud abarrotando el lugar; lo cual quiere decir, que aunque Cuarteto de Nos tenga una trayectoria de 35 años, continúa ganando seguidores debido a la ligereza, originalidad e inteligencia de sus letras y la música que forma parte de esta burla social.

En una noche apretadita, Roberto Musso y Santiago Tavella nos cantaron una selección de éxitos como “Ya no se que hacer conmigo”, “Yendo a la casa de Damian”, “Gaucho Power”, “Lo malo de ser bueno”, “Enamorado tuyo”, “No llora”, “El hijo de Hernández”, “Invisible”, “Apocalipsis Zombie”, “Hoy estoy raro” y la mas coreada de la noche “Me amo!”. Todo ello mas una probadita del nuevo material, el cual nos dejó con ganas de ya tener el nuevo disco.

La banda creadora del disco Otra Navidad en las Trincheras, el cual los hizo acreedores de múltiples premios, así como el reconocimiento de haber creado el disco de rock mas venido en Uruguay. Su sencillez hacia el público y la mezcla de sátira, crítica y rock, más el plus de hacer sentir que todo lo que dicen es broma aunque tenga un serio trasfondo.

La madeja de géneros como rock, ritmos latinos y hip hop, forman parte del humor de cada rola; sin embargo, las ingeniosas letras, algunas con rima y que en ocasiones se basan en algunas literaturas, es el caso de “Yendo a la casa de Damian” (considerada por los premios Grammys como la mejor canción de rock); otras más basadas en realidades de la actualidad como “Apocalipsis Zombie”.

Cuando llego el turno a “Me Amo”, el público se transformó bailando, auto-abrazándose y tomándose muy en serio el mensaje.

Mas que complacido quedo el exigente público tapatío con la visita de Cuarteto de Nos. Inicia pues, la cuenta regresiva para una nueva vuelta a Guadalajara.

“No quiero imitar y por ser como todos no ser nadie” si no conoces esta banda, es momento de sumarte al autoamor.

Reseña y Fotografía: Gaby Apodaca.

Deja tu comentario