Como ya es costumbre en la casa de la subcultura musical, el Foro Independencia, este sábado 06 de Octubre no hubo falla.

Todos expectantes en el Foro Independecia. Fotografía: Jaime Rodríguez.

El inicio estaba marcado a las 18:00, hora justa para empezar a echar desmadre un sábado cualquiera, pero esta vez no sería tan cualquiera, pues la propuesta de Armetal Producciones para festejar su primer aniversario, nos trajo desde la península ibérica a tres grandes bandas del punk-rock : Konsumo Respeto (Alicante), Desakato (Asturias) y Sôber (Madrid), entre otras bandas invitas como Endemia (Costa Rica), Uno Menos y Tiro Fijo (Jalisco).

Los más jóvenes, fueron llegando primero, se veían niños (hijos de los músicos quizá), adolescentes enfadados con el sistema y veteranos del punk, aún más enfadados, ansiosos y desesperados por escuchar a los grandes de la noche, se veían bebiéndose esas ganas vaso a vaso de Carta Blancota, para que cuando los rasposos gritos de aquellos tíos se oyeran, dejar el alma y la cruda en el slam.

Así, soldados caídos, ahogados, se miraban por todo el Independencia, algunos nunca llegaron al final, esas Blancotas no perdonan.

Para los que pudieron mantenerse en pie, la intensidad del baile fue calentándose para recibir a los europeos.

Desakato. Fotografía por: Jaime Rodríguez.

Desakato partió el pastel de la pista, el mar de brazos y piernas necesitados de soltarse del cuerpo no paró. Pepo, el vocal, agradecido con la gente, no perdió oportunidad de zambullirse al público eufórico por tener a su grupo favorito “en las manos”

Desakato nace en 2003, y no ha parado de producir en más de diez años, siendo el 2016 su último discoLa teoría del fuego” junto a su documental “Pacto de Sangre” y en 2018 su EP “Antártida”.

Sin duda es una banda enérgica con mucha “caña”, de fieles seguidores, considerada en su país una de las mejores bandas, quienes se dan el gusto y a nosotros el privilegio de escuchar sus canciones incluso en su orgullosa lengua asturiana.

Sôber. Fotografía por: Jaime Rodríguez.

Pasada la excitación que se sudaba en el caluroso foro, se presentó la banda madrileña Sôber, agrupación activa desde 1994 cuyos acordes remiten más al metal / rock alternativo.

Mostrando su experiencia en el escenario, confirman que los años otorgan capacidad vocal y sobriedad compositiva, elementos obvios en esta agrupación. Y sí, con toda esta experiencia y “seriedad” en el escenario, la vagancia del baile se enfrió un poco, pues entre la peda y la seca, el calor, el humo de las carnes asadas (no precisamente de los asistentes) y las ansias, generaban la expectativa de todos nosotros por ver a los meros meros de Konsumo Respeto.

Así, el escenario y todos nos se preparábamos para que los Alicantinos nos mostraran lo que mejor saben hacer.

Aunque al inicio tuvieron problemas de sonido, arreglado esto, los sonidos folk de la gaita de Datán, nos remontaron a tierras celtas de otro siglo, haciendo un repaso de éxitos a lo largo de su discografía.

Entre el punk, rock, y folk celta, la noche de festejo se consumió entre puños, codazos, baños de cerveza, hornazos y muchos litros de Carta Blanca, dejando el gusto de presenciar para muchos la primera vez una fiesta de esta talla internacional, trans portándonos con sus sonidos estruendosos a una España inconforme y en transición, anárquica y contracultural de los 90´s, tan atemporal que hasta hoy nos sigue sacudiendo.

Reseña: Dulce María Sanchez.

Fotografía: Dulce María Sanchez & Jaime Rodríguez.

Konsumo Respeto

Desakato

Sôber

Uno menos

Deja tu comentario