La agrupación local Porter, se presentó el pasado primero de noviembre en uno de los recintos más populares en cuanto a espectáculos se refiere; el teatro Diana.

La noche comenzó con dos bandas abridoras, Ramona (Tijuana) y Drims (Monterrey), el set de cada banda fue corto pero eso no les importo y brindaron toda la energía sobre el escenario. Ya por ahí de las 9pm el foro se convirtió en una cueva de lobo, solo un pequeño hilo de luz entre las cortinas del telón, daba aviso del gran concierto que avecinaba.

Al abrirse el telón los gritos no se hicieron esperar, Porter salía a escena entre humo y luces enfundados en overoles negros y con ello sonaba la primer canción de la
noche, una noche llena de emociones y nostalgia. “Hombre Máquina” fue la primer rola, le siguió “Chezko”, para después retroceder al año 2007 con la canción
“cuervos”. La noche continuo entre éxitos como “Rincon Yucateco”, “cuchillo” hasta llegar a
sorprender al público con «Espiral», rola que sin duda hizo recordar los inicios de la banda tapatía con el álbum “Donde los Ponys Pastan” en aquel 2005.

Ya en la parte final del show se sentía el fluir de las energías entre artista y espectador, acompañadas por un juegos de luces y gráficos, que simplemente hacían de este concierto un buen viaje a través de su música.

El gran cierre llegó, “Huitzil”, “Arcade” ,“Para ya” y “Murciélago”, daban un cerrojazo brillante y espectacular al recital. Así fue pues la primer presentación de Porter en el Teatro Diana, 15 años de carrera resumidos en una noche llena de magia.

Reseña y fotografías: Fernando Cobo.

Deja tu comentario