Este 6 de diciembre, Perotá Chingó se presentó en Guadalajara en el C3 Stage, y desde que las puertas se abrieron, ya se podía ver en el rostro de las personas la emoción de ver en vivo esta banda conformada por personas llenas de talento; y diferentes nacionalidades (Julia Ortiz y Dolores Aguirre de Argentina, Diego Cotelo de Uruguay y Martin Dacosta de Brasil).

Abriendo el evento se encontraba María Centeno, quien nos deleitaba con su guitarra y su suave e increíble voz, al pasar aproximadamente una hora se despidió, las luces se apagaron y la emoción incrementó. Pasaron unos 10 minutos (los cuales se sintieron como el triple) y se presentaron ante nosotros dos siluetas entre la oscuridad del escenario, los gritos de emoción no faltaron, y empezamos a escuchar esas dos voces que nos hacen estremecer, el escenario se llenó de una luz roja, y lo que percibíamos como siluetas se iluminaron y pudimos apreciar las dos bellezas argentinas: Lola y Julia.

Al entonar “Aguacero” y después de que el resto de la banda se integrara, incrementó el ritmo junto con el latido de nuestros corazones y el ritmo de nuestros pies que de tanta energía que transmite este talentosísimo grupo, no se podían quedar quietos; cada quién vivía la emoción del momento de diferentes maneras, había quienes no dejaban de gritar, otros llorando de alegría, muchos más bailando envueltos en el ritmo, y otros cuantos que se encontraban quietos, con los ojos brillosos, apreciando y viviendo la experiencia.

El grupo continuó entonando y haciéndonos bailar con otras de sus canciones; “Piel” con su toque coqueto, “Anhelando Iruya”, “L’amar” y por supuesto, no pudo faltar “Ríe Chinito” que a todos nos dio esa chispa de alegría, por ser la canción por la cual empezaron a dar la vuelta al mundo. También presentaron “Reverdecer” la cual fue cantada a capela, sin micrófonos, solo dos voces poderosas resonando por todo el lugar, tocando fibras profundas de nuestro ser, después entonaron “Paloma Negra” que por supuesto, nadie se pudo quedar callado, todos cantamos junto con Lola y Julia, quienes con orgullo también la cantaban a la par con nosotros.

Toda la presentación fue mágica, excelente espectáculo, excelente talento. Gracias Perotá Chingó por hacernos vibrar en sintonía ésta noche.

Nota y fotografía: Enya Rojo.

Deja tu comentario