Soy Godínez, y como todo buen Godínez disfruto de esa alegría “jacarandosa” que acompaña los viernes; unos tragos en el bar, unos tacos al final.

Pero no todo es felicidad y fines de semana largos, si no que también padezco el sentimiento de pobreza en el que te someten los últimos días de la quincena. El pasado fin de semana fue así, la ciudad estaba llena de eventos y los Godínez teníamos unos cuantos pesos para usarlos sabiamente.

En busca del enfoque positivo de esta situación, entendí que el evento al que asistiría sería increíble, pues teniendo una agenda tan diversa en la ciudad, seguramente las personas que asistieran un lugar lo harían porque realmente querían estar ahí. Eso garantizaba el ambiente prendido con el que todos soñamos disfrutar el fin de semana.

No Te Va Gustar es una banda Uruguaya que se subió a un escenario por primera vez en 1994 y se encuentra actualmente en su novena gira mundial, pasando por México para promocionar su nuevo material “Suenan las alarmas”.

Pasaba de las 9:30 de la noche y el C3 Stage estaba lleno, Delorenza preparaba el recinto para lo que se avecinaba retumbando con una vibra girl power. En el momento en que salió No Te Va Gustar al escenario, el público ya estaba eufórico. La banda comenzó a tocar como los grandes músicos que son, el recibimiento de la gente fue increíble, incluso en el hecho de que los asistentes ya coreaban con sentimiento las canciones de su nuevo disco.

NTVG nos deleitó con éxitos como: “Al vacío”, “Verte reír”, “Pégame más fuerte”, “Para cuando me muera”, “Mirarte a los ojos”, “Tan lejos”, “Ese maldito momento”, entre otras; poniendo a cantar, bailar y hasta llorar a muchos de sus fans por casi hora y media de música.

Creí que iba a pasarla bien, creí que iba a bailar y cantar, pero ver a esta gran banda Uruguaya esa noche, fue una experiencia más grande que sólo eso. Quise comerme al mundo y el mundo me comió a mi.

Chau.

Reseña: Artemisa Domínguez.

Fotografía: Betzy Moran.

Dejar respuesta