Sábado 26 de Agosto, el reloj marca las 7:00 P.M. y la fila para ingresar al Foro Independencia comienza a extenderse a lo largo de la calle Epigmenio González.

Desde afuera se podía escuchar el soundcheck de El Fausto, banda originaria de CDMX con un concepto de rock blues, y para quienes fue su primera vez en GDL como encargados de abrir el esperado concierto de La Barranca en nuestra ciudad.

Siendo ya las 8:30 P.M. se abrieron las puertas del foro, dando asi paso a las decenas de personas que se apresuraron a ganar el mejor lugar posible, El Fausto salió a escena aproximadamente a las 9:00, en un ambiente adornado con velas y fotografías creando un aire místico. Miguel Osorio (guitarra y voz), Enrique Ramírez (bajo), Raúl Angulo (teclado) y Aldo Ramírez (batería), fueron recibidos calurosamente por los asistentes quienes disfrutaron y cantaron rolas como  “Proto”, “Dulces Formas”, “Puño”, “No se escuchar”, “Resilente”; en una inesperada sorpresa llegó al escenario con chela en mano nada mas y nada menos que Gerardo Enciso, invitado especial junto con el cual deleitaron a los presentes con la rola “Cadáver” de la autoría de Enciso. Después de este grandioso momento se despidieron con “El Gato” agradeciendo el apoyo recibido.

Después de un intermedio que pareció eterno para un público acalorado e inquieto, salió al escenario La Barranca, José Manuel Aguilera con su habitual serenidad y acompañado por Adolfo Romero (guitarra), Ernick Romero (bajo), Navi Naas (batería) y Yaan Zaragoza (teclado), arrancaron con “Ser un destello” y a pesar de que el motivo principal fue festejar los 20 años del emblemático disco “Tempestad”, nos dieron un viaje por la historia musical de la banda, considerada por muchos como la mejor referencia del rock mexicano.

Más de 20 canciones compusieron el set list de la banda, entre las cuales estuvieron “Al Final de la Playa”, “Tal vez ni Dios”, “El gran Pez”, “La Caída”, “Perla”, “Como una sombra” y la esperada “Día Negro” del disco Tempestad creado en 1997. Otras rolas como “Providencia”, “Cuervos”,  el  maravilloso danzón de “La fuga de Rubén” y uno de sus más grandes éxitos “El Alacrán”, fueron cantadas por todos los asistentes de inicio a fin; La Barranca concluyó su presentación con “El alma nunca deja de sentir” y “Paraíso Elemental” dejando al público completamente satisfecho.

Con 22 años de trayectoria, varios cambios en su alineación y una historia musical impecable; La Barranca continua haciendo cada vez más adeptos de diversas edades que buscan la magia de su música y letras que solo bajo la dirección de José Manuel Aguilera, alma de la banda, son posibles de crear.

Reseña y fotografía por: Gaby Apodaca.

Dejar respuesta