Por momentos pensamos que la noche era eterna…

Así quedó grabado en la memoria de todos los asistentes al evento realizado el jueves 19 de diciembre en el C3 Stage, donde comenzamos con una noche fría y obscura, con un ambiente denso y místico, donde el maestro Aguilera y La Barranca se presentaron abarrotando el lugar.

“Llega Diciembre”, un concierto, un viaje musical lleno de magia. El escenario se encendió para iniciar con un grupo de chicas talentosas, las tapatías de Neptuna fueron dando forma al evento con sus sonidos simples y contundentes, con mucho ritmo, recibiendo muy buena aceptación del público y agradeciendo a La Barranca la invitación.

Ya no hacía mas frío en C3, cuando los integrantes de La Barranca saltaron al escenario y fueron recibidos con gritos y aplausos, en los rostros de sus seguidores se notaba que la espera por escucharlos y verlos había terminado y solo quedaba dejarse llevar por el misticismo de sus letras. La agrupación abrió el concierto con “Flores de invierno”, seguido de “Ser un destello” y “Síndrome”, ya con el público entregado totalmente , dieron paso a “Tiempos de olvido”, “Tempestad”, “Brecha”“El fluir” y así, entre gritos, aplausos y cerveza transcurrió el concierto.

Un gran momento se vivió cuando apareció uno de los jinetes del Apocalipsis, Gerardo Enciso, quién compartió dos canciones con Aguilera, “La rosa” y “Quemate lento”, la pareja de maestros gozaron compartiendo el escenario. La típica retirada y el regreso para el gran cierre con “No mentalices”, el clásico “Día negro” y cerrando con “Cuervos” la más esperada de la noche.

En todo momento el público no dejo de cantar y agradecer esa gran noche  llena de matices. La Barranca, banda de culto, la mejor de México así considerado por su fiel público, larga vida al poeta del espacio terrenal maestro José Manuel Aguilera.

Fotografía: Gaby Apodaca

Nota: Gustavo Apodaca

Deja tu comentario