I Am Mother, es una de las más recientes producciones de Netflix y logra sin duda colocarse como una de las mejores películas que esta plataforma ha creado. Protagonizada por Clara Ruggart (Un mini clon de Alicia Vikander) Rose Byrne (doblando a Robotina)  y la señora, diosa del olimpo que bajó a la tierra para enseñarnos una vez más lo que es actuar como se debe; Hilary Swank.

¿De qué va esto?

Imagínate que tu mamá se la pasa encima de ti 24×7. Todos tus movimientos están siendo supervisados por la señora que te dio la vida.  Todo lo que ves, todo lo que piensas, incluso lo que ni siquiera sabes que estás pensando, tu mamá lo sabe. El prototipo de madre sobreprotectora que no te deja ni cagar en paz.  ¿Te resulta familiar? Bien, ahora súmale a esto que tu madre es un aterrador robot.

Esto es precisamente lo que el personaje sin nombre a quién nombraremos “Rosita” tiene que vivir tras ser creada en un vientre artificial por un robot del futuro cuya misión es repoblar la tierra extinta. Rosita se convierte así en el primer habitante humano sobre el planeta pero los planes de Mamá Robot no se limitan a re introducir a los terrícolas en el ecosistema, sino también a criarlos de tal manera que estos logren convertirse en Seres perfectos que garanticen la perfección de su especie. Así pues, Rosita se ve forzada a vivir sus cumpleaños haciendo exámenes hasta de medicina para probar que ella si tiene ese IQ.

Las cosas dan un giro inesperado cuando Rosita descubre que afuera de las instalaciones que supuestamente la aíslan de un virus mortal aún hay humanos y muy sanos, a partir de entonces el ambiente se pone tenso en casa y la adolescencia saca sus garras en forma de gritos, robots enojados y la Million Dollar Baby siendo la diosa que siempre será.

Ojo aquí: No vean en I Am Mother  una película de robots, el discurso va mil kilómetros más allá, véanla con ojos de hijos o de madres , analicen , está verga.

Lo mejor: La Hilary, pos quién más.  Pinche robot se ve bien real, qué miedo. Tengo miedo.  Una historia muy original, un guion chévere, todo muy bonito. Excelente servicio.

Lo malo: No hay error.

¡Está en Netflix!

Por: Ana Amante.

 

Deja tu comentario