El reggae chileno se hizo presente en Guadalajara, con una de las bandas legendarias del genero en Latinoamérica. Desde su inicio en 1987 en el barrio de la Pincoya, la comuna de huechuraba de Santiago, su líder y creador I-locks Labbé, supo darle forma a una agrupación, que desde sus inicios se preocupó por ofrecer música y letras de calidad llegando a tener algunas canciones ya clásicas del reggae latino.

Poco a poco fue llegando la gente, con una sonrisa en el rostro esperaban el momento de escuchar la tercera llamada para ingresar al inmueble; a las 9 en punto se apagaron las luces y dio comienzo una fiesta que quedara grabada en la mente de todos los que se dieron cita. La energía positiva Gondwana se sintió desde los primeros acordes, iniciando así una comunión entre el grupo y sus fieles seguidores.

El recital comenzó con la canción “Mucho Verso”, prendiendo el ambiente y dando paso a rolas como “Volver a sentir”, “Armonía de amor”, “Changa langa”, y “Mi princesa” .

La noche transcurría y un gran invitado aparecía en el escenario, Maxi Vargas; ex vocalista de la agrupación, tomo el micrófono e interpreto “Antonia”, una de las canciones mas esperadas de la noche. El público no dejaba de cantar, todos en una sola voz continuaba interpretando temas como “Piensame”, “Si no fuera” y el himno “Verde amarillo y rojo”, en donde todos se pararon a bailar.

El grupo continuo entregándose a sus seguidores y derrochando gran calidad musical, complaciendo al público con sus otros éxitos como “Felicidad”, “Quiero poder amarte”, “Aire de jah”, “Sentimiento original”, “Guerra”, “Armonía de amor”, “Nuestros sueños”  y para finalizar, un cover de Bob Marley:“Could you be loved”.

Los fans agradecieron el gran set musical con aplausos efusivos, el ambiente fue de lo mejor: sudor, baile, cerveza y un poco de olor a ganja en el aire.

Reseña: Gustavo Apodaca.
Fotografía: Erik Geovani Apodaca.

Deja tu comentario