Una noche sin dudas especial, esto debido a que Sabino regresaba a casa y que mejor escenario para estar con los suyos, quienes en cuanto se abrió el telón, recibieron al arista con fuertes y prolongados aplausos.

El cantante tapatío Pablo Castañeda Amutioque, mejor conocido como Sabino, llegó al Teatro Diana para compartir su Sab-Hop

«Mi música es mi felicidad», dijo Sabino agradeciendo a los músicos invitados y a todo el publico presente en el teatro.

El espectáculo inicio con «Colorín colorado», en el transcurso de la noche, los asistentes no pararon de bailar y cantar. Gracias a ello, el artista siempre se mostró entusiasmado y se dejo apapachar por el publico, que siempre se mantuvo de pie gozando del show.

Una noche llena de frescura, baile y sabor, en donde quedo mas que claro, que el hip hop en México esta creciendo, pero sobre todo dejando de manifiesto que Sabino es ya uno de los exponentes favoritos del genero.

Nota y fotografía: Hector Pacheco.

Deja tu comentario