Peter Hook se presentó ante un público fiel, totalmente entregado que no dejó de revivir y evocar momentos en los que Joy Division y New Order marcaron sus vidas.

En punto de las 9 de la noche, una chica de las encargadas que todo esto sucediera, y que no paró de bailar durante todo el concierto, presentaba ante el público tapatío a Peter Hook and The Light quienes deleitaron los oídos alrededor de 2 horas y media.

El espectáculo estuvo dividido en 2 partes, la primera interpretando música de la banda de la que fue cofundador New Order, y la segunda rememorando a la primera de la que formó parte Peter Hook, liderada por uno de los iconos de culto, Ian Curtis y una de las agrupaciones más representativas del Post-Punk, Joy Division.

“Round and Round daba inicio a la primera parte de esta fiesta, seguida de otras inconfundibles como “Everything Gone Green”, “Ceremony”, “Blue Monday”, “Temptetion”, “Bizzarre Love Tiangle” entre otras y cerrando “Faith” para cerrar esta primera oleada.

“The Eternal” fue la elegida para iniciar con el segundo tiempo que provocaría una explosión de emociones a los asistentes con “Transmission”, “She´s Lost Control”, “Warsaw”, “Isolation”, “Atmospher” y siendo “Love Will Tear Us Apart” la encargada de cerrar esta noche y separarnos de nuevo de un tiempo que ya fue pero que nunca olvidaremos.

El show fue una entrega recíproca disfrutada por ambas partes, ya que la banda a leguas se notaba que se sentían en casa y entre amigos.

Nota y fotografías: Christian Mendoza.

 

Deja tu comentario