Noche de domingo sumamente caluroso y con los ánimos muy arriba; se abrieron las
puertas del C3, que a pesar del pánico colectivo que ha amenazado algunos eventos en
la ciudad, lució bastante concurrido.

Siendo las 8 de la noche, salieron al escenario bajo el cobijo de un eufórico C3; Juan Subirá, Tito Verenzuela, Pepe Céspedes, Carlitos Martin, Juan Bruno, Nano Campoliete, Daniel Suárez y Cóndor Sbarbati, actual alineación de la legendaria banda argentina Bersuit Vergarabart; quieres regresaron a tierra azteca a presentar su último trabajo  que como lo comento Subirá en entrevista para Resonante Radio “será un disco doble y representa con gran fidelidad lo que es Bersuit hoy en día: las versiones
actuales de los clásicos, las nuevas voces de la banda y el sonido con los
componentes 2020”.

Y así fue; comenzó la aventura de rock y fusiones latinas con “El tiempo no para” y a
partir de ese instante, los aplausos, las manos arriba y los coros no pararon, llevándonos
por un viaje que nos hizo olvidar la realidad por unas horas; seguida por la bossa “Toco y
me voy”, “Que pasó” y el genialísimo tango-rock “Perro amor explota” que hizo temblar al
C3 a puro brinco.

Juan Subirá siempre sonriente, empatizando con el público, haciendo contacto y
disfrutando de los coros que hicimos de cada una de las canciones. La alegría y la cerveza inundaban el C3 en un ambiente de camaradería con los grandiosos vocales Dani y Cóndor, que a pesar de siempre estar bailando y brincando, sacaron la casta con sus tremendas voces y sangre liviana.

Y así fluyó una noche donde mientras la ciudad comenzaba a despoblarse, C3 se
incendiaba de pasión musical con “De onda”, “La Soledad” y la cumbia “Yo tomo” que
puso de loca sabrosura a los asistentes; “Morocha” para seguir con el ritmo, “Porno Star”
y la bellísima “Barriletes”; “Murguita del sur”, “Porteño de ley” cantada por Tito, “El viejo de
arriba”, “Sr. Cobranza”, “Se viene el estallido”, “Me voy” y “La bolsa”; cerrando con esta la
primera parte del concierto y despidiéndose del público para la clásica segunda salida al
escenario.

De regreso para comenzar la despedida con “Desconexión sideral”, cerrando con su
versión del clásico de Leon Gieco “Un pacto para vivir” canción que Bersuit ha hecho
suya; dejándonos en éxtasis general y con ganas de continuar con tantos éxitos de la
banda que ya forman parte de nuestras vidas.

La foto final de espaldas al público, el agradecimiento a Guadalajara y a C3 y la promesa
de vernos de nuevo, aunque sin la certeza de cuándo. Bersuit, la banda que se ha reinventado a lo largo de 32 años, con integrantes varios que sin duda han dejado algo de sí en sus letras y aportaciones; pero la fuerza de ellos radica en una sola raíz, que ha sido el amor a la música y a su público.

Redacción: Gaby Apodaca

Fotografía: Armando Morelos