Esperando el autobús, solo en la oscura noche, con un latido de corazón como un tambor viajando al torbellino de fusiones musicales donde tuvo cita el “electroacústico” de una de las bandas más representativa de Argentina: Bersuit Vergarabat.

Celebrando 3 décadas de fiesta, su reencuentro con Guadalajara después de 20 años de ausencia fue una explosión de sensaciones. Las puertas del Teatro Diana se abrieron para recibir a los fieles seguidores de La Bersuit que al sonido de ¡3ra llamada!, se apresuraron a llenar los lugares y las emociones empezaban a fluir por todo el inmueble.

La banda dio inicio demostrando 30 años su trayectoria y su gran calidad musical quedo manifestada, enchufando de inmediato con su público que a pesar de la ausencia, no dejaba de cantar rola tras rola; hubo  momentos especiales como cuando canto “Santa Cecilia” la patrona de los músicos  donde se sintió la magia de esos 8 músicos que entre acordeón y guitarra acústica dejaban un sentimiento en el escenario.

Para dar paso a algunos de sus éxitos como “Sencillamente”, “Señor cobranza”, “El tiempo no para”, “Yo tomo” que puso a bailar hasta la seguridad del Diana, “Perro amor explota” todos de pie y con mucha pasión nos unimos a las voces de la banda cantando los éxitos de 30 años y 13 discos de Bersuit.

Todo se volvió una fiesta entre cánticos futboleros y aplausos, la banda se entregaba asombrados de la gran respuesta de su fiel público que desde el inicio los acobijo con el grito de “dale bersuit”.  Los oriundos de Barrancas, se despidieron para tomar un descanso para posteriormente salir a tocar “Caramelo”, poniendo sentimental el ambiente para así llegar al éxtasis de la noche que llego al ritmo de “Un pacto para vivir”, sellando un compromiso cumplido con su público para la próxima vuelta por nuestras tierras.

Bersuit se la llevo la noche y los corazones de los presentes, esos monstruos de la música mas que argentina, latinoamericana. Los presentes colapsamos en un estallido interno que llevaremos hasta la siguiente fiesta de este gran combo.

Sin importar los cambios o los acontecimientos vividos, Bersuit continúa alimentando el espíritu de rebeldía, de amor, de cotidianidad y urbanidad de sus seguidores. Los tapatíos esperaremos con ansia la próxima vuelta.

Nota: Gustavo Apodaca.

Fotografía: Gabriela Apodaca.

Deja tu comentario