Desde Pittsburgh, Pennsylvania, llegó al C3 Stage esta banda de punk rock el pasado jueves 15 de agosto, los Chris, Justin y Pat para pasar una velada donde el punk y la política y el rock se mezclaron entre la banda y los asistentes, quienes desde el primer momento no dejaron de bailar al escuchar el primer baquetazo de «Die for your Government», la noche avanzó a un muy buen ritmo, porque el set list estuvo muy variado y no hubo un segundo en el que la banda no estuviera en contacto con sus fans quienes desde temprano se dieron cita.
Aunque no era la primera vez que visitaban México su público tapatío les dio la más cálida de las bienvenidas, así como sus teloneros, Puerco, una de las bandas de la vieja guardia del punk quienes siguen tocando igual de sucio y con el mismo sentimiento que caracteriza a las bandas de punk que conocemos, con un set list de

aproximadas diez canciones, fueron preparando al público para lo que seguiría, una noche llena de energía y viajes al pasado pues la banda tiene más de dos décadas en el punk y su interpretación sigue siendo un espectáculo en vivo que nadie se debe perder.
Temas como «American Attraction», «This is the end (for you my friend)» siguen dando vueltas en mi cabeza pues es innegable que la banda sigue teniendo impacto en su género y que siguen ganando fans porque el rango de edades de su público fue muy variado. Las nuevas generaciones siguen conociendo punk del bueno y no hubo un segundo en el que la banda no alentara a su público a girar en círculos y a cantar temas en contra del sistema, pues entre cada canción había espacios para gritar su mensaje.
Esperemos que en sus próximas giras no se olviden de Guadalajara porque aquí el aprecio es innegable, al final del evento muchos fans se escabulleron para tomarse la foto con la banda y así inmortalizar el recuerdo de una noche que no se vive diario en nuestra ciudad. Anti-Flag, Guadalajara, es su casa.
Reseña: Gabriela Duran.
Fotografía: Mitzy Muro.

Deja tu comentario