La técnica, el virtuosismo y la pasión se dieron cita este viernes 22 de Julio en el C3 Stage a cargo de dos majestuosas bandas: Animals As Leaders, y Parazit.

Animals As Leaders es una banda de metal progresivo instrumental originaria de Washington D.C., formada por el guitarrista Tosin Abasi y complementada por el también guitarrista Javier Reyes y al baterista Matt Garstka.

Dicho evento fue bastante esperado por una gran cantidad de asistentes, los cuales fueron arribando paulatinamente, dando inicio el evento alrededor de las 20:40 hrs, los encargados de comenzar como banda invitada fue la banda tapatía Parazit, quienes recién llegados de una exitosa gira por Europa, se entregaron totalmente al público.

Sin duda, Parazit ha logrado posicionarse en el gusto de todos aquellos que aprecian los sonidos pesados y también de aquellos quienes quedan atónitos luego de verles en el escenario por primera vez y enterarse de su origen cien por ciento local.

Durante su presentación el público no perdía de vista el virtuosismo, la entrega, el dominio de sus respectivos instrumentos y la composición escénica que la banda logra al tocar en vivo. Lamentablemente el tiempo de la banda concluyó abruptamente sin dejarlos siquiera despedirse, los espectadores respondieron ante dicho suceso pero los señalamientos establecidos se debieron acatar.

De cualquier forma el público agradeció el trabajo de Parazit, tal como Joe Castro quien  nos compartió su sentir: “La banda invitada Parazit es una bandototota y que orgullo que sean de Guadalajara. Se me hacen una banda con una propuesta muy interesante y muy buena; una propuesta que incluso existe para un público que no tiene acceso a esa música a nivel local, creo que son pioneros en ese sentido y es muy importante que ese movimiento crezca, ya sea que como trío, banda o músico solista se debe de incentivar aún más en la actualidad en GDL y en México; es un mercado que se está perdiendo mucho y es un trabajo que la verdad a todos los músicos clavados en está forma nos puede dar algo a cambio, más allá de la remuneración en cuanto al reconocimiento de nuestro ego. Es un factor muy importante  darle seguimiento a las bandas que están haciendo algo en pro de la música instrumental, progresivo o incluso bandas que están proponiendo un sonido psicodélico de repente; hay bandas que están haciendo cosas, siguen proponiendo y un ejemplo de eso es Parazit. Es una punta de lanza que hay que aprovechar, existimos muchos músicos que tenemos ganas de promover un arte distinto, más allá de voy hacer pop, porque si no hago pop me voy a morir de hambre; la neta no creo que esa sea la manera de pensar y hay que agarrarnos los huevos todos para proponer ahora si cosas bien chidas, que todo el mundo lo disfrute”.

Al término de Parazit se dio el tiempo para organizar el equipo de Animals As Leaders, para estas horas el número de asistentes había aumentado, charlaban, bebían y esperaban ansiosos la aparición de la banda y siendo alrededor de las 21:50 hrs la banda apareció, llevando al público a la excitación, dejando en claro la excelente técnica que distingue a la agrupación. El setlist inició con “Arithmophobia”, dejando en manifiesto la gran pasión con la cual tocan sus canciones, generando un gran deleite para los asistentes los cuales quedan asombrados por su labor musical.

Lo que vuelve interesante esta forma de música es la sorpresa constante, pues siempre te ofrecen más y más, cuando te estas acostumbrando a un ritmo viene un cambio distinto y es ahí donde se vuelve asombroso, por lo tanto; ellos disfrutan haciendo que el espectador goce con su show.

Entre algunos otros temas interpretados por la agrupación estuvieron “Ectogenesis”, “Wave or Babies”, “Nephele”, “Physical Education”, “CAFO”, todos y cada uno de ellos esperados por sus seguidores.

Sin duda una velada estimulante, en donde aprovechamos para saber las impresiones de aquellos quienes de dieron cita al evento y preguntarles el por qué de su gusto por Animals As Leders. Fue asi como Sergio Hernandez fue el primero en responder a nuestra incógnita: “En general me gusta Animals As Leaders, los sigo prácticamente desde el 2012 más o menos, de hecho fui a su primera presentación que tuvieron aquí en Guadalajara que fue en el 2013 si mal no recuerdo, fue hace como 4 años y principalmente es una banda que me encanta muchísimo tanto porque combinan musicalmente la técnica, el virtuosismo y el sentimiento. Tousin quien es el integrante principal tiene una trayectoria increíble, aparte de ser considerado uno de los mejores guitarristas del mundo, hablando entre otros los otros considerados. Aparte tiene un equipo bastante complejo, si mal no recuerdo su otro guitarrista es mexicano y también tiene una trayectoria, aparte, también tiene otro conjunto musical y todas esas relaciones es lo que hace Animals As Leaders tan grande, y pues ha sido un espectáculo increíble ya que ha sido tal cual el disco, ósea, tienen mínimos errores, casi nulos, lo tocan tal cual, tienen una técnica impresionante y pues por eso básicamente”.

La misma pregunta resulto ser un tanto más reflexiva para otras personas, como en el caso de Lauro Castro, pues como describir tal fenómeno: “¿Por qué me gusta Animals?, será a lo mejor difícil de describir con pocas palabras. Digamos que es una banda que transmite un sonido que es mas allá de lineal, que es multidimensional, cada quien jala para su lado y eso hace que el sonido; como suena la banda se hace muy sincrónico pero al mismo tiempo, cada quien está en su tiempo, entonces como manejan diferentes tiempos lo hace cada vez más sorprendente el cómo logran regresar sobre un mismo tema el cual proponen al principio. Como músicos la verdad están muy cabrones y lo que tocan no es nada sencillo, es algo bastante laborado y lo hacen sonar como si fuera una caminata en el parqué, entonces si están muy cabrones en ese aspecto, se siente. Quedando cabronamente complacido, tengo más tiempo escuchando el último disco, he escuchado los anteriores pero más el ultimo pero los que hayan sido no me dejan de gustar; ese control del instrumento y esas ganas de jugar con el público. En ciertas canciones estaban coreando al ritmo y de repente todo mundo se quedó callado porque ya nadie entendió el ritmo que seguía y entonces es de “ah verdad cabrones” y pues sí, nos sorprenden con ritmos no nos son naturales al oído y eso es lo que se me hace bien chido porque nos cambian la jugada en muchísimos momentos, es como que esperas algo pero no y siempre están en ese trip de “te vamos a sorprender wey”; talentosísimos, virtuosísimos y muy apreciados.”

Así fue como se vivió esa noche, dejando un buen sabor de boca a quienes disfrutamos de la presentación  y tal vez con una sensación de que no existen los límites, de que siempre hay algo más allá de seguir un mismo camino, la cosa es dejarse sorprender y disfrutar.

Reseña: Elisa Gómez.

Fotografía: Ixchel Wood.

 

Dejar respuesta